La importancia de la salud mental

 En Psicología

En esta época de pandemia que nos ha tocado vivir, la salud se ha vuelto muy valiosa y valorada, pero debemos hacernos esta pregunta ¿solo vamos a preocuparnos por nuestra salud física o también tenemos que cuidar nuestra salud mental?

Para ayudarte a responder de una forma más consciente, vamos a presentarte algunos aspectos importantes a tener en cuenta de la salud mental que debes conocer.

¿Qué es la salud mental?

Cuando nos referimos a ésta, debemos saber que estamos hablando de esa sensación de bienestar, y/o ausencia de malestar, en el ámbito de las emociones, a nivel social y psicológico. Así pues la importancia de la salud mental, se ve reflejada de manera que cuando estamos en armonía con nuestra mente, somos más propensos a afrontar las situaciones estresantes de la vida, así como las decisiones que debemos tomar de una forma más óptima, nos sentimos con fuerza, voluntad y de buen humor. Por tanto, aquellas personas que mantienen una mente sana pueden presentar ciertas características tales como una mayor satisfacción personal, mayor capacidad para responder de manera grata a las exigencias que la vida le presente, además de una óptima calidad de sus relaciones sociales y consecuentemente, un mejor funcionamiento a nivel laboral, entre otras. Y tu, ¿consideras ahora que puedes tener una buena salud mental?

Por otro lado, no se debe estigmatizar a las personas con un problema de salud mental como “locos”, pues todos podemos pasar por una mala gestión de nuestra salud psicológica en algún momento de nuestra vida, y no por ello que se nos califique despectivamente. Es más, algunos trastornos como la ansiedad, la depresión, o el estrés, pueden acompañarnos en algún episodio puntual de nuestra historia, nosotros no elegimos padecerlos pues nos vienen de manera involuntaria, inesperada. Es cuando estos dejan de ser adaptativos funcionalmente y provocan en nosotros un elevado malestar, adquieren, por tanto, cierto nivel de gravedad que acaba produciéndonos un deterioro a nivel funcional en diferentes áreas vitales. Un claro ejemplo de ello podemos encontrarlo, sin ir más lejos, en el personal sanitario de nuestro país, médicos/as intensivistas, anestesiólogos/as y enfermeros/as, los cuales se han visto desbordados por la situación actual de pandemia y caos que han soportado en los hospitales, y para la cual, muchos de ellos no estaban preparados y no tenían esas herramientas necesarias para sobrellevar ese estrés al que se han visto sometidos, derivando en algunos casos en baja laboral y necesidad de tratamiento psicológico. En consecuencia, áreas tan relevantes en la vida de las personas, como sería el área laboral, social, fortalezas e incluso el bienestar físico se verían afectadas cuando nuestra mente se encuentra alterada. Para reflexionar esta idea, pregúntate de nuevo, ¿sabrías enumerar aquellas situaciones que te generan ese malestar y por consiguiente podrían estar deteriorando tu salud mental?

De ahí, que debamos considerar acudir a terapia con un psicólogo cuando sintamos que algo nos desborda, que no tenemos herramientas suficientes para sobrellevarlo y no dejar que nuestra salud mental se vea desgastada, de la misma forma que acudimos al fisioterapeuta cuando notamos una lesión, o al gastroenterólogo cuando nuestro estómago nos da señales de que algo no va bien. Un tratamiento a tiempo de cualquier sintomatología que pueda estar atentando contra nuestro bienestar mental o emocional, podrá ayudarnos a evitar un empeoramiento y reportarnos mayores beneficios a corto y largo plazo. Padecer un problema de tipo emocional para el que no encontramos la solución por nosotros mismos, y pedir ayuda al psicólogo no debería ser algo mal visto, por lo que debería normalizarse en la sociedad actual, la cual parece que vaya, cada vez más, por ese camino.

La importancia de la salud mental

Y en los niños, ¿es importante que mantengan una buena salud mental? La respuesta es si. Sus relaciones con los iguales, la formación de su personalidad y autoestima, sus valores, y un largo etcétera de ámbitos se verán mermados si existe un desequilibrio mental, el cual podremos ver reflejado en su comportamiento más disruptivo, menos social, las emociones negativas que les acompañan, junto con problemas en su salud a nivel físico y a nivel académico. La familia y la red de iguales serán pilares esenciales para el desarrollo de cualquier niño. Ellos también necesitan ser escuchados y sobre todo en estas etapas, guiados para conseguir un equilibrio y un ajuste lo más óptimo posible para hacer frente a los cambios que la vida les va a presentar.

Entonces, ¿qué podemos hacer para fomentar una buena salud mental? Te proponemos algunas ideas que podrán ayudarte:

  • Vida social activa y diversificada.
  • Descansa lo necesario.
  • Práctica ejercicio físico de forma regular, de esta forma estarás ayudando a tu cuerpo a estar sano por dentro y por fuera.
  • Cuida tu alimentación para que sea sana y equilibrada.
  • Escucha tus pensamientos y gestiona aquellas emociones que te generan.
  • Busca ayuda profesional si lo consideras necesario.

Escrito por Esperanza Gutierrez.

En Más Vida Psicólogo Antequera te ayudamos en lo que necesites, no dudes en contactar con nosotros.

Publicaciones Recomendadas
Técnica de la caja de arenaQué es la ansiedad social y cómo detectarla